miércoles, agosto 5, 2020

Una superviviente de cáncer de mama denuncia en Facebook ser víctima de transfobia

-Publicidad-

Ay, las leyes de los lavabos. Qué locos se están volviendo en Estados Unidos y qué tonterías más grandes están haciendo algunos.

Ya sabrás que en muchos estados americanos están floreciendo estas leyes que prohíben a las personas trans utilizar el baño del género con el que se identifican. Según los defensores de estas leyes, se crean con la intención de “proteger” a las mujers y las niñas de hombres disfrazados de mujer que entren en los baños para asaltarlas sexualmente. El hecho de que no se haya registrado jamás un caso de mujer agredida por un hombre o una mujer trans en un lavabo no impide esta soberana gilipollez; pero ahí está.

El otro día te contábamos la historia de Aimee, una chica que publicó en Facebook un vídeo explicando cómo una señora la había intentado echar de un lavabo en un centro comercial porque pensó que era una chica trans que llevaba el pelo corto (pelo que se había cortado para donarlo a niños con cáncer).

- Publicidad-

Pues si ese caso te pareció hiriente, espérate a conocer el de Christie Saucedo, una superviviente de cáncer de mama a la que se le realizó una mastectomía y a la que ahora muchos toman por una mujer trans; lo que hace que sufra acoso transfóbico constantemente.

13325554_643423522471973_3023607006207009909_n

Christie subió a su Facebook una fotografía en la que aparece su mastectomía con la frase “ESTO ES EL CÁNCER DE MAMA” y explicó:

Era el momento de dijera esto. Mira fijamente mi pecho. No te sientas raro por hacerlo. No queda nada sagrado o sexual que ver. Lo que queda por ver es una axila vacía. El cáncer de mama se extiende primero hacia los nódulos limfáticos bajo el brazo. Viendo cómo el mío estaba ya bajo el brazo izquierdo, me retiraron todos los nódulos y un montón de tejido. Puede que notéis una incisión que está desfigurada porque no paraba de abrirse tras la operación.
Aunque entiendo que el lazo rosa puede ser reconfortante para algunos… Quiero que sepáis que el cáncer de mama es feo. No es un cáncer fácil . De hecho los cánceres para mí son todos lo mismo. Células que se vuelven locas. Sistema inmunológico comprometido.
Me robó una parte preciosa de mí misma con la que una vez pude nutrir a mis hijos. Se llevó parte de mi identidad sexual. Eso si sólo hablamos de mis pechos, o mis antiguos pechos debería decir.
Cuando elegí no hacerme una reconstrucción fue por varios motivos, pero sobre todo fue porque mis hijos ya me habían visto hundida suficiente tiempo. Quería que volvieran a verme fuerte. Quería que tuvieran de nuevo a la madre que conocían.
Hasta hace poco me he sentido muy cómoda con mi decisión. Sin embargo, el gran debate de los lavabos en 2016 no ha hecho daño únicamente a la comunidad transgénero.
Nos ha hecho daño a nosotras. Las supervivientes. Desde hace poco noto más ojos intentando descifrarme. En el supermercado, en los restaurantes… El Walmart es lo peor. Quiero gritar: “¡SÍ! ¡Lo estás viendo bien! ¡Esto es Cáncer de Mama! ¡Por favor, hazte un chequeo!” Pero en lugar de eso dejo que mis ojos se encuentren con los suyos en lo que es casi una súplica para que nuestra sociedad cambie en lo que se ha convertido.
Tengo la creencia personal de que ninguna persona transgénero quiere causar daño en un baño. La gente sólo quiere usar el lavabo. Ha habido actos terribles que han ocurrido en los lavabos mucho antes de todo esto. Por eso mis hijos no usan el baño público sin mí. No tienes que estar de acuerdo conmigo y yo no tengo que estar de acuerdo contigo. Está bien.
A las personas que están bajo tratamiento por sufrir cáncer o haberlo sufrido puede que hayan perdido el pelo y lleven una gorra de beisbol. Puede que les hayan hecho una mastectomía, como a mí. Por favor, considera esas cosas. Ahora despotricad.

Muchos podéis pensar que esto de las leyes que prohíben a las personas trans utilizar el baño del sexo con el que se identifican es algo que os pilla muy lejos, ya sea porque es en algunos estados del país de Britney o porque no sois personas trans.

Pero el caso de Christi es la prueba de que la intolerancia afecta a todo el mundo en algún momento u otro. El colectivo gay en Estados Unidos ha conseguido grandes avances en los últimos años, y por eso ahora la atención está centrada en el nuevo enemigo a batir que son las personas trans. Si nosotros no luchamos por la igualdad no lo va a hacer nadie y si nos relajamos y damos un pasito atrás dentro de un tiempo a los que no dejarán cambiarse en el vestuario de hombres será a nosotros, por si hacemos sentir incómodos a los heteros.

Así que cuando este junio salgas a manifestarte (porque sales a manifestarte, no lo olvides) en el Orgullo de tu ciudad recuerda que el colectivo LGTBQWERTYHETEROFRIENDLY(alfombra) tiene muchas letras y remamos todos en el mismo barco.

-Publicidad-
Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

Publicidad
13,773FansMe gusta
2,000SeguidoresSeguir
7,087SeguidoresSeguir
963suscriptoresSuscribirte

LO ÚLTIMO

Publicidad
X