domingo, julio 5, 2020

Al PP le importamos nada o poco según dónde vivamos

Hace poco os contábamos que el Ayuntamiento de Salamanca aprobó por unanimidad una moción en la que pide a la Junta de Castilla y León una ley de igualdad Social LGTB+; y mientras en la redacción descorchábamos las botellas de gran reserva sidra Hacendado para celebrarlo, una palabra no paraba de dar vueltas por nuestras cabecitas: Unanimidad.

¿Es que el PP no tiene representación en el Ayuntamiento de Salamanca? Amigas, los salmantinos no tienen aún esa dicha: no sólo tienen un alcalde del Partido Popular, sino que también le corresponde a ese partido la presidencia del gobierno autonómico en la Junta. La noticia, en realidad, es aún más sorprendente cuando vemos que todos los grupos municipales (PP, PSOE, Ciudadanos y Ganemos) han votado a favor de declarar a Salamanca Ciudad por la Diversidad.

Una de las periodistas de nuestra redacción tras conocer la noticia

- Publicidad-

Una de las periodistas de nuestra redacción tras conocer la noticia

Detrás de esta palabrería tan ñoña bonita se esconden, eso sí,  propuestas tan importantes como educar para fomentar la igualdad en centros escolares, formar en delitos de odio a la Policía Local o aprobar medidas municipales para garantizar la salud integral y la seguridad de las personas LGTB. Es decir, acciones de política municipal que son bastante parecidas a las que el mes pasado recibían la abstención del grupo popular en el ayuntamiento de Madrid. En ese momento dieron como explicación unas excusas que nos parecieron bastante alucinantes, y ahora dicen que como el resto de grupos daban por supuesto que el PP no las apoyaría, pues su respuesta fue … una pataleta infantil no apoyarlas.

Llegados a este punto, es cuando ya no entendemos nada y llegamos a la conclusión de que si un partido es incoherente y tiene tantas políticas municipales y autonómicas como egos irreconciliables y oscuros  intereses que intenta satisfacer en cada momento, ese es el PP. Sí, ahora nos diréis que la política es muy rastrera y los políticos  todos iguales muy malos, pero nos hace mucha gracia que un partido que presume de ser coherente en sus políticas y que defiende lo mismo en cualquier punto de España en el que se presente  vaya adaptando sus discursos (no solo en materia LGTB, pero es de lo que hablamos en esta web) a gusto de quien le tenga que escuchar en cada momento. La situación es tan delirante que el PP se pone medallas cuando se aprueba una ley en Galicia y otra en Extremadura  mientras corría en círculos con las manos en la cabeza criticaba duramente la aprobación en Cataluña de un texto que sirvió de inspiración a la legislación extremeña.  En realidad, ni siquiera se parecen mucho las leyes aprobadas con el aplauso del PP en estas dos comunidades, para que veáis hasta qué punto hacen en cada rincón de España cosas completamente diferentes.

Figura89

Seguramente seremos un poco ingenuas, un poco idealistas si queréis, pero estamos muy lejos todavía de considerar al PP un partido gayfriendly, por mucho que nuestros lectores gays de derechas (que alguno tenemos) intenten convencernos de lo contrario. Lo del PP es simplemente un “a casas viejas, puertas nuevas” de libro. Y antes de que os pongáis a aullarle a la luna, desconfiamos casi lo mismo o más de Ciudadanos, que vota cosas que nos parecen muy bien en Madrid (o en Salamanca) pero también se alía con el PP para votar en contra de medidas no discriminatorias en ciudades como Almería o Ciudad Real.

¿Partido gayfriendly y sigue permitiendo que alcaldes como éste estén en sus filas?

¿Partido gayfriendly y sigue permitiendo que alcaldes como éste estén en sus filas?

Es, queridas, la desconcertante doble personalidad del PP, partido que tanto presume de unidad de discurso pero que le lleva a oponerse ferozmente a una ley en Cataluña y a aprobar una semejante, al menos en intención,  en Galicia o Extremadura. Lo mismo que en otros temas no específicamente LGTB, como los lingüísticos o ciertas medidas sociales.

Señores y señoras del PP, que su unidad de discurso sea creíble: por ejemplo, opten por el camino seguido por sus colegas de Salamanca y háganlo suyo a nivel nacional. Quizás en ese momento les concedamos un mínimo de credibilidad.

Así que, a currar en ello

Así que, a currar en ello

Fuente | La Vanguardia

Mafia Rosa
Queríamos llamarnos 'Agentes del Lobby Gay', pero ya estaba cogido. Vivimos de subvenciones para promover el homosexualismo.

¡A DESPELLEJARSE!

Publicidad
13,819FansMe gusta
1,556SeguidoresSeguir
7,130SeguidoresSeguir
904suscriptoresSuscribirte

LO ÚLTIMO

Publicidad
X