domingo, julio 5, 2020

Carta abierta a Cristina Cifuentes

Querida Cristina:

Espero que no te moleste que te tutee, pero como últimamente te has propuesto ser amiga de todo el mundo, y del colectivo LGTB en particular, supongo que es el trato adecuado.

Te escribo porque últimamente me desconciertas. Durante tu estancia en la Delegación de Gobierno de Madrid te hiciste muy famosa por una serie de decisiones que tomaste y que los tribunales están tumbando. Durante ese período fuiste inflexible, siguiendo siempre la política de tu partido a nivel nacional. Ahora eres presidenta de la Comunidad de Madrid, y de repente, pareces otra. Como si un hada gay te hubiera tocado con su varita y te hubiera convertido en la Dorothy del mago de Oz rodeándote de arcoiris y purpurina.

- Publicidad-

Todo empezó hace unos días cuando anunciaste los anteproyectos de ley sobre Identidad de Género y Discriminación por Orientación Sexual, y oye, aunque seas pepera y no me caiga bien tu partido creo que todo lo que se haga a favor de la igualdad es bienvenido sea del color político que sea. El problema, querida Cristina, es que como comentamos en su momento, tú misma votaste en contra de una propuesta similar en el año 2010 cuando eras Vicepresidenta Primera de la Asamblea de Madrid. Por cierto, el año pasado, tu partido en Madrid volvió a votar en contra de otra propuesta sobre el mismo tema. Por si fuera poco, acabo de descubrir tus risas en un programa de Intereconomía mientras los contertulios se mofaban de la transexualidad en general y de Carla Antonelli en particular. Sabes Cristina, esos chistes de mal gusto son denigrantes y un insulto. Y tú, con tus risas, los apoyabas. Porque oye, si no te hubieras reído, si hubieras defendido la dignidad de las personas transexuales igual ahora me podía tomar en serio tus anteproyectos de ley.

Cristina-cifuentes-antonelli-intereconomia
Cristina riendo las gracias transfóbicas de Intereconomía

Anteproyectos, que, por otro lado, te has apropiado. Es cierto que los llevabas en tu programa electoral, pero después de votar en contra de los textos que han redactado los propios implicados, sacas el tuyo y así sales en la foto. Si lo importante es la igualdad y el respeto, qué bonito hubiera sido contar con la gente que conoce la problemática de primera mano y cederles a ellos el protagonismo ¿no crees?. Pero claro, cuando se acercan las elecciones, toda foto es buena.

Como la foto de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol, que colocaste sin anunciar nada y sólo por contrastar con Manuela Carmena que había anunciado que por primera vez, y tras la nefasta alcaldía de Ana Botella, el Ayuntamiento luciría la bandera gay. Tú, Cristina, quisiste dártelas de humilde y subirte al carro, el problema es que la pantomima era tan obvia que todos nos dimos cuenta enseguida.

comunidad-madrid-bandera-gay

Ahora vuelves a ser noticia porque la Comunidad de Madrid, tras una sentencia judicial, garantizará a todas las mujeres el acceso a los tratamientos de reproducción asistida y anuncias que no recurrirás la sentencia. Comprenderás que no vamos a darte las gracias por malgastar dinero público recurriendo una sentencia que a todas luces es lógica y que reafirma el acceso a dicho tratamiento en condiciones de igualdad. No Cristina, no quieras apuntarte el tanto. Es tu obligación y tu trabajo. Por cierto, todo este lío de la reproducción asistida y las lesbianas lo montó tu compañera de partido y entonces ministra, Ana Mato.

Me dicen algunos que eres un poco díscola. Que no eres homófoba y que no estás de acuerdo con muchas cosas que ha hecho tu partido. Algo así como la nueva Gallardón. (Y mira lo bien que nos salió el bueno de Gallardón…) Pero ¿sabes una cosa? Los que lleváis tanto tiempo en política creéis que la política son palabras, y nosotros, los activistas, creemos que las políticas son hechos. Hechos contundentes. Como contundente fue el recurso al Constitucional del matrimonio igualitario que interpuso tu partido. Porque eso sí fue política de verdad ¿no? Así que unas tímidas declaraciones hechas ayer en RNE donde decías “creo que la reproducción asistida debería estar incluida en la cartera de servicios de toda España” no solucionan nada.

Mientras tengas a tus palmeros alrededor, incluidos algunos activistas LGTB, tú te creeras musa gay, pero mientras tu partido no haga cambios reales en su política que hasta ahora ha sido indiscutiblemente homófoba, los que vemos las cosas desde la distancia y con algo de perspectiva, el único adjetivo con el que podemos calificarte es el de “cómplice“.

Siempre tuyo,

littlebab

littlebabhttp://www.estoybailando.com
Una marica normal, en una edad especial y fantasía en el pelo.

¡A DESPELLEJARSE!

Publicidad
13,819FansMe gusta
1,556SeguidoresSeguir
7,130SeguidoresSeguir
904suscriptoresSuscribirte

LO ÚLTIMO

Publicidad
X