viernes, septiembre 18, 2020

El Congreso de EE.UU. aprueba una enmienda que podría eliminar el veto de Trump a personas trans en el ejército

-Publicidad-

Con una enmienda introducida en una ley de financiación del Pentágono, los demócratas estadounidenses esperan eliminar el veto de Trump a personas trans en el ejército prohibiendo que se usen fondos públicos para implementarlo


Ya hace bastante tiempo que la administración de Donald Trump decidió prohibir que las personas trans sirvieran en el ejército, alegando motivos de lo más absurdos y sin justificar la decisión con ningún criterio válido. Lo que sí tenía sentido era que la medida respondía, en realidad, a un guiño de Trump hacia los ultraconservadores republicanos que al final serían los encargados de aprobar la financiación del infame muro con México.

Para que luego digas que la marcha del Orgullo debería ser apolítica. Idiota.

Desde que el veto entró en vigor tanto desde el partido demócrata como desde las organizaciones que defienden los derechos humanos comenzaron la batalla para eliminarlo. La MMAA (Modern Military Association of America) y Lambda Legal (con el apoyo de la Human Rights Campaign, Gender Justice League y la American Military Partner Association) están ahora mismo en los tribunales representando a varias personas trans (militares actualmente en servicio, algunos con altos rangos, y personas que quieren alistarse) en el caso Karnoski v. Trump.

- Publicidad-

El partido demócrata ya intentó el año pasado enmendar la National Defense Authorization Act para eliminar el veto, pero no salió bien. Así que este año han optado por una táctica diferente en la Cámara de Representantes: enmendar los presupuestos de defensa del 2021 (o algo así, porque para entender lo de las leyes y Acts y mierdas tienes que hacer un máster -y uno de verdad, no como el de Pablo Casado). Pero básicamente: la idea es prohibir que el Pentágono se gaste un solo dólar de los contribuyentes en discriminar a una persona trans. En su momento ya se estimó que echar del ejército a todas las personas trans en activo costaría 114 veces más que mantenerlas.

RECREACIÓN: Los demócratas prohibiendo que se use dinero para discriminar porque no pueden prohibir directamente que se discrimine.

La enmienda fue introducida hace unos días por la congresista demócrata Jackie Speier, que es la presidenta del subcomité del Congreso que decide sobre el personal de las fuerzas armadas. A pesar de que el veto entró en vigor en abril de 2019 y de que en el ejército estadounidense hay personas trans sirviendo abiertamente, según Speier “solo se ha concedido la renuncia a una persona trans” lo que demuestra que el veto es una práctica discriminatoria que “prohíbe a valientes americanos transgénero servir en el ejército.

Los Republicanos en el Congreso, obviamente, se opusieron a la enmienda presentada por Speier; pero una vez se votó y se aprobó decidieron no hacer nada.

“A tres meses de las elecciones algunas derrotas parecen victorias”

Si finalmente ese presupuesto es aprobado a finales de esta semana, podría suponer el fin de una de las políticas “estrella” de Trump. “Con este voto la Cámara de Representantes de EE.UU. envía el poderoso mensaje de que la intolerancia y la discriminación no deberían tener lugar en nuestras Fuerzas Armadas“, ha explicado Jennifer Dane de la Modern Military Association of America, “Urgimos al Congreso a asegurarse de que esta importantísima enmienda sea aprobada.”

¿Y qué dice Trump de todo esto? Literalmente: NADA.

A las preguntas del periodista Chris Johnson sobre si se replanteaba la prohibición ahora que el Congreso está a punto de tumbarla la respuesta del presidente fue: “No puedo oírte. No puedo oír nada de lo que dices.

Pero desde la Casa Blanca sí han enviado por e-mail un comunicado explicando que la política actual sobre personas trans en el ejército “se desarrolló en colaboración con oficiales militares de alto rango, expertos médicos y veteranos de combate que determinaron que la anterior política erosionaba la preparación militar y la cohesión de las unidades.”

Y eso lo dicen a pesar de que hace unos meses, cuando en el Congreso empezaron a investigar a qué expertos militares había consultado el presidente para establecer la prohibición, el militar de mayor rango de todo el ejército dejó claro que la Casa Blanca no le había consultado ni a él ni a nadie que él conociera y que, además, no había ni un solo motivo (salvo la pura y simple transfobia, obviamente) para prohibir que una persona trans sirviera en el ejército.

-Publicidad-
FUENTEForbes
Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

Publicidad
13,718FansMe gusta
2,000SeguidoresSeguir
7,031SeguidoresSeguir
964suscriptoresSuscribirte

LO ÚLTIMO

Publicidad
X