martes, agosto 11, 2020

La revista “Mongolia” intenta reírse de los fachas homófobos con una portada homófoba

-Publicidad-

En la Revista Mongolia se han olvidado de que estamos en 2020 y que lo de utilizar la homosexualidad para reírte de un homófobo es, efectivamente, homofobia.


Hay una forma muy sencilla de saber si un chiste “políticamente incorrecto” es realmente políticamente incorrecto o simplemente una gilipollez ofensiva que no debería tener gracia: si el colectivo CON el que supuestamente te estás riendo no se está riendo… es que te estás riendo DE ese colectivo. Y eso es justamente lo que acaban de hacer los iluminados de la Revista Mongolia, que en pleno julio de 2020 siguen pensando que convertir a alguien en homosexual (y hacerlo utilizando todos los tópicos sobre el colectivo, porque realmente es la única forma de hacerlo) es gracioso.

¿Ridiculizar a los fachas por sus argumentos de mierda? ¿Por sus chanchullos económicos? ¿Por sus mentiras y su falta de lógica en los razonamientos? ¡NO! ¡LOS CONVERTIMOS EN MARICONES! ¡JAJA QUÉ GRACIA ABASCAL CON LA BOCA bien ABIERTA PIDIENDO RABO COMO HACEN LOS MARICONES DE VERDAD! ¡ME PARTO!

Ya le pasó hace un año a El Jueves con aquella portada en la que criticaban los pactos de Albert Rivera con Santiago Abascal caricaturizándolos dándose un morreo en un banco del parque. Una portada que a los lectores de la revista, como señalaron en Twitter, les daba “mucha grimita“, incluso “asquito“. Y no hay nada que al colectivo LGTB+ nos guste más que ver cómo se caricaturiza nuestra identidad y nuestra sexualidad para generar una imagen que da asquito y grimita.

“¡Nos encanta que los heteros os riáis de nosotros!”, fue el lema del Orgullo de Madrid de hace unos años.
- Publicidad-

Y eso, asquito y grima, es lo que provoca la portada de Mongolia a cualquiera que haya mirado el calendario y sepa que los chistes de mariquitas y gangosos circa Arévalo-años-80 ya no tienen gracia. Bueno, nunca la tuvieron. Pero antes no podíamos decirlo en voz alta sin condenarnos al ostracismo social y ahora algunos tenemos voz, podemos expresarla libremente como antes no podíamos y dejamos claro que ya no compramos esas mierdas. Y tú si quieres puedes seguir llamándome “ofendidito”, como hacía Campofrío en aquel anuncio tan cobarde; pero eso no te va a quitar de gilipollas. Ya te lo digo yo.

Total, que la suerte de parodia de los Village People (el único referente cultural y homosexual que conocen los señores de 50 años que hace 40 que no se duchan) llamada The Faching People (de nuevo, un dispendio de ingenio) con Santiago Abascal vestido de nativoamericano sexy, Ortega Smith luciendo un outfit leather o Juan Carlos I con rulos y una bandera del orgullo LGTB+ con el escudo de España sobreimpreso… Pues no ha hecho mucha gracia al colectivo al que supuestamente defiende Mongolia.

Y yo couldn’t help but wonder: si en Mongolia tanto defienden al colectivo gay… ¿cuántas personas LGTB+ hay en Mongolia con capacidad de decisión y vieron esta portada antes de que fuera publicada?

Como hemos dicho al principio: si pretendes reírte de los fachas que odian al colectivo gay y el que se ofende por la portada es el colectivo gay… Puedes escucharlo y asumir el error o seguir en tus trece de machirulo cis-ibérico y decidir que todo el que no entienda tu humor es porque no es lo suficientemente inteligente/de izquierdas/antifa/moderno/molón.

EXCLUSIVA: La redacción de la Revista Mongolia cuando han leído el verbo “Escuchar”

Conociendo a los de Mongolia… es lo segundo:

-Publicidad-
Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

Publicidad
13,764FansMe gusta
2,000SeguidoresSeguir
7,082SeguidoresSeguir
964suscriptoresSuscribirte

LO ÚLTIMO

Publicidad
X