viernes, mayo 7, 2021

Lavar, marcar y enterrar: Peluqueras al borde de un ataque de nervios

-Publicidad-
Artículo escrito por Batman Enrique

En Estoy Bailando hemos desayunado mucho estos últimos años, así que el desayuno puede esperar y más si es para ir a la peluquería a arreglarnos y ponernos moñas monas. Y ya que vamos a adecentarnos un poco, os recomendamos que vengáis también. No es porque lo necesitéis, que nos encanta eso que os habéis hecho en la cabeza, pero a lo mejor os hace falta que os arreglen un poco ese pelo de rata quemada las puntas .

Que si llevo el pelo fatal, que si estoy horrorosa…¡Qué sabrá esa zorra!

-Publicidad-

En esta web no somos NADA de hacer publicidad, pero mientras esperamos nuestro turno para hacernos las mechas y ya que nos hemos sentado a vuestro lado nos vemos obligadas a recomendaros la peluquería que ha abierto en el off del teatro Lara. Poder solo se puede ir los martes, y la cita hay que pedirla para las 22h15 pero os aseguramos que saldréis encantadas… si conseguís salir vivas.

Lavar, cortar y enterrar demuestra que se puede hacer comedia loca y petarda sin ser superflua ni referencial. El texto de Juanma F. Pina es comedido cuando tiene que serlo -ya nos gustaría a nosotras aprender- y mordaz. Y divertido casi todo el rato. Con una narrativa que ya quisieran muchos,  la obra nos cuenta como por vicisitudes del destino las vidas de cuatro personajes se cruzan en una noche dramática. Una noche en la que cada uno se enfrenta con sus miedos, sus sueños y sus problemas y… Tampoco queremos destripar mucho, no vaya a ser que os la contemos entera, en plan porteras. Además nos estamos poniendo serias, parece que esto es un drama constante, pero para nada. Lavar, marcar y enterrar es comedia de la buena, de la que bebe sin rubor de sus fuentes pero, como comentábamos antes, sin perderse en la referencia.

Como ya han señalado en otros sitios, las sombras almodovarianas y tarantinianas están presentes, pero en ningún caso ensombrecen una función hilarante gracias a un texto muy estudiado y con vida propia.

- Publicidad-

Por si esto fuese poco, que no lo es, esta tercera temporada de la obra cuenta con la presencia de Miriam Díaz-Aroca -pausa dramática para que las maricas criadas en los 80 chillen y la recuerden en Cajón Desastre o en el Un, dos, tres–  en el rol de la protagonista y debemos decir que ha sabido sobrevivir a su disco Chicos y madurar con estilo y elegancia.

Efectivamente, no lo habíais soñado, existe. En los 90 todo el mundo sacaba disco ¿O es que habéis olvidado el de Jesús Vázquez?

Miriam encaja perfectamente en el papel de peluquera cincuentona que ha visto más mundo que vuestros calzoncillos. Aunque su papel y el de Mario Alberto Díez son los más jugosos de la obra, hay que destacar el buen hacer de Danai Querol, atentos a su doblete, y como en esta web somos muy perras como somos, reconocemos que nos ha encantado Álex Larumbe -todo él- y su bailecito sexy del final.

Os la recomendamos porque sabemos que a pesar de los dramas que os montáis cada fin de semana que fulanito no os llama, os gusta reír, pasar un buen rato y ver pelucones.

Nos ha gustado tanto que nos ponemos a chillar

 Os dejamos con la promo:

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
X