domingo, septiembre 26, 2021

Una bandera LGTB en una playa de EE.UU. provoca más caos que Tiburón

-Publicidad-

Seguramente a estas alturas del verano estás acostumbrado a ir a la playa y verla llena de banderas gays. Los chiringuitos tienen banderas gays. Los lavabos tienen banderas gays. Las sombrillas, banderas gays. Bañadores, banderas gays. Los penes, banderas gays. Los micrófonos, prova, prova, banderas gays.

¿Ricky Martin? Banderas gays.

-Publicidad-

Pero en una playa de Carolina del Norte (América Estados Unidos) no están tan acostumbrados y cuando el pasado 4 de julio un vigilante de la playa (TUCUTUCUTUMMMMMM….) decidió colgar en su puesto una bandera LGTB para celebrar la diversidad y el amor y dar a entender que todo el mundo es bienvenido en esa playa, a los bañistas les entró el pánico.

Y no porque fueran homófobos, sino porque eran idiotas.

RECREACIÓN: El pánico entrándote en la playa

- Publicidad-

(Te recomendamos fervientemente que antes de seguir leyendo esta noticia te pongas la sintonía de Los Vigilantes de La Playa, TUCUTUCUTUMMMMM…)

TUCUTUCUTUMMMMMMM

Zach Hupp estaba ahí en la playa tranquilamente vigilando que nadie se ahogara cuando decidió colgar la bandera LGTB de su puesto de vigilante: «Creo que con esa bandera esperaba que todo el mundo se sintiera bienvenido en la playa, sobretodo estando cerca de Freeman Park que está llena de otrsa banderas que podrían ahuyentar a más de uno» (Para que conste, la playa de Freeman Park es un sitio habitual de camping para fiesteros en las que siempre se lía parda).

Pero el drama se desató en cuanto colgó la bandera, y no porque un bañista se ahogara o una banda de terroristas chiítas amenazaran con matar a Mitch Buchannon. El problema es que los bañistas no entendían qué era esa bandera. «Casi al momento de colgarla alguien se quejó a otro de los socorristas, porque pensaban que como había colgado esa bandera sólo rescataría a personas gays«.

Efectivamente amiga, vamos a decirlo todos bien alto: HAY QUE SER IDIOTA.

RECREACIÓN: Un homosexual simulando que se ahoga mientras grita: «Ay parfavaaaaaaaar»

Y si crees que estamos exagerando, pues no. Una de las bañistas que estaban ese día en la playa, Gina Benton (decimos su nombre para que sepas que no nos lo estamos inventando, no porque creamos que la conozcas -aunque si la conoces, por favor, dale una colleja de nuestra parte-), publicó lo siguiente en la página de Facebook del pueblo:

Hoy estaba en la parte norte de la playa con unos 35 amigos, cuando nos dimos cuenta de que el socorrista de la torre 37 no sólo tenía colgada una bandera amarilla, sino también la bandera gay y lésbica. Como residente de la zona desde hace tiempo, entiendo la importancia de las banderas de precaución que utilizan los socorristas, pero pensaba que cualquier otra bandera estaba prohibida. Como era el Cuatro de Julio, una bandera americana habría sido más apropiada. No sabía cómo explicárselo a los turistas que me preguntaban por ella. Algunos sabían qué tipo de bandera era, otros se preguntaban si tenía algo que ver con las condiciones del océano. Espero que puedan responder con una explicación adecuada.«

RECREACIÓN: Los 35 amigos imaginarios de Gina con una bandera más apropiada.

La respuesta al desesperado llamamiento de Gina por una playa con banderas comprensibles fue una disculpa y un «hemos hablado del tema con el socorrista«.

Zach Hopp, TUCUTUCUUUUUMMMM

La cosa se fue tan de madre, que desde el pueblo de Carolina Beach han decidido cambiar la política de banderas de los puestos de socorristas para prohibir cualquier bandera que no sean las de información sobre el estado del mar. «Como servidores públicos de la comunidad, no importa lo que ocurra a nuestro alrededor, debemos permanecer imparciales. Tenemos que ser justos con la gente a la que servimos. Lo que intentamos comunicar a nuestro equipo es que no hacemos declaraciones mientras estamos de servicio sea cual sea la causa, no importa lo buena o mala que sea. Permanecemos imparciales y vigilamos nuestras playas para asegurarnos de que nuestros residentes están a salvo«, declaró Mitch Buchannon (TUCUTUCUTUMMMM…) Alan Griffin, el jefe de bomberos del pueblo.

RECREACIÓN: El fin del mundo según Carolina Beach

Al socorrista le ha caído la bronca del siglo, aunque la cosa no ha pasado de ahí. Y es que como él mismo declara: «No intentaba hacer nada para perjudicar al pueblo. Esto realmente sorprendido de que se haya convertido en un problema tan gordo«.

Nosotros también estamos sorprendidos, querido Zach. Por eso te invitamos a venir a plantar tu bandera LGTB a nuestra playa cuando tú quieras.

P.D.: Lo que no aclaran en ningún sitio es si Zach colgó la bandera del derecho o del revés. A lo mejor de ahí vino la confusión.

Fuente | WECT.com

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
X