sábado, septiembre 25, 2021

Stavros Louca, el Mr. Gay UK que pesa 190kg

-Publicidad-

Imagina que tú, que la última vez que te viste un abdominal fue cuando se formaron tus cromosomas, decides presentarte a un concurso de Mr. Gay. Y no sólo disfrutas durante la competición, si no que encima va el público y te proclama ganador. Pero días después, leyendo una revista, descubres un artículo en el que hablan de la gala en la que te eligieron el hombre más sexy de la ciudad y dicen que el ganador es otro chico y tú ni siquiera sales mencionado.

-Publicidad-

Pues eso es lo que le pasó en 2012 a Stavros Louca, un chico gay de Londres que pesa cerca de 190kg. y que decidió concursar para demostrarle a todo el mundo lo harto que está de que se rían de él por su aspecto y lo orgulloso que está de ser quién es. Que es, básicamente, por lo que toda la comunidad LGTB lleva luchando desde Stonewall.

Cuando Stavros salió del armario, en el instituto, sus compañeros le insultaban diciéndole que se había hecho gay porque estaba tan gordo que no podría conseguir a ninguna mujer. Está locamente enamorado de Zac Efron y le encanta ir a cantar al karaoke. Pero siendo gay sólo ha tenido relaciones con hombres bisexuales porque ningún gay se ha fijado en él.

Pues Stavros se plantó en el concurso de Mr. Gay UK 2012 con la intención de dejar a todo el mundo en shock y pasárselo bien. Y consiguió ambas cosas. Alguno de los otros participantes le hicieron comentarios hirientes (a lo «¿pero tú te has visto?«) y ninguno creía que Stavros pudiera ganar. En cierto momento del show, cuando sólo quedaban él y otro chico, les dijeron que tenían que salir al escenario vistiendo la ropa interior que les regalaba uno de los patrocinadores del concurso. Evidentemente no tenían calzoncillos de la talla de Stavros, así que se los plantó en la cabeza (porque ninguna norma decía que los calzoncillos tuvieran que estar en la cintura de los concursantes) y salió a bailar al escenario.

- Publicidad-

La única foto de la revista Boyz en la que aparecía Stavros, a pesar de haber ganado el concurso.

Y ganó. Porque el público lo decidió. Sí, probablemente le hicieran ganador por reírse de él; aunque Stavros consiguió darle la vuelta a la tortilla y ser él el que acabó riéndose de los demás. O probablemente el público le da a estos concursos el valor que tienen y pensaron que por qué cojones él no podía ser Mr. Gay UK. El caso es que ganó.

Pero unos días después en las revistas que hablaban sobre la competición resultó que Stavros no había ganado el concurso. El texto, que daba por ganador a Martin (el otro finalista) decía que los concursantes iban «desde chulazos sexys y twinks muy monos a otros con encantos menos evidentes«. En las fotos, evidentemente, él aparece casi de refilón; pero sí que había muchas fotos del segundo clasificado, incluyendo una con el trofeo de ganador y otra junto a dos de los jueces del concurso (editores de la revista que publicaba la noticia, por cierto).

Martin, el segundo clasificado, posando para la revista Boyz como ganador.

Stavros recibió una llamada de los organizadores diciéndole que había sido descalificado por un tecnicismo: no se había puesto la ropa interior (que, evidentemente, no le cabía).

Dos jueces del concurso, posando junto a el «ganador».

Being Stavros es un corto documental dirigido por Jonothan McLeod y que ha ganado ya un montón de premios alrededor del mundo. Aunque hace más de un año que se estrenó, acaba de aparecer en portada de The Guardian y eso ha hecho que la historia de Stavros llegue a muchísima más gente.

El corto, además de mostrar imágenes de la gala en la que Stavros se alzó con el trofeo también enseña una pequeñísima parte del día a día del chico; especialmente sangrante es la parte en la que dos Drag Queens le insultan y se ríen de él delante de todo el público llamándole «castillo hinchable» o confundiéndole con Susan Boyle. Sí, has leído bien: dos Drag Queens riéndose de alguien por su aspecto; lo que no deja de ser irónico teniendo en cuenta que el movimiento Drag aboga, precisamente, por la libertad de ser como queremos ser sin que los demás nos juzguen por ello.

Además cuenta con la presencia de uno de los jueces del concurso, el actor Tony Maudsley, que reflexiona sobre lo irónico que resulta que tras tanta lucha por la igualdad la comunidad gay se acabe volviendo contra uno de los suyos por no tener las tetas duras.

Vale la pena que le echéis un ojo al vídeo, tanto por conocer a Stavros (que por muy grande que sea, no deja de ser una marica con la que tienes más cosas en común que con cualquier modelo portada de la Men’s Health) como por ver las caras de la gente a su alrededor cuando se ríen de él, cuando gana el premio o cuando se sube al escenario.

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
X