Pasa página y sigue leyendo

1.- ELIGE BIEN TU APP/WEB

Las aplicaciones y webs de ligoteo han evolucionado mucho en los últimos años y por eso es importante saber dónde decides meterte; porque no es lo mismo contarlo que vivirlo un Grindr que un Meetic o un Scruff que un TuAmo.

Vamos a partir de una base importante: aunque haya gente que diga que no busca pene, como se les cruce el pene adecuado donde dijeron «digo» dicen «Diego» y se ponen de rodillas más rápido que <inserta aquí tu broma sobre católicos que yo no voy a hacer porque no quiero ir a la cárcel>. TODO EL MUNDO BUSCA PENE. TODO-EL-MUNDO-BUSCA-PENE.

En Grindr se busca sexo (y el que diga lo contrario es Esperanza Aguirre un mentiroso), en Tinder se busca sexo pero con una copa de vino antes, en el Scruff se busca sexo, en el U4Bear se busca sexo con pelos, en el Wapo se busca sexo con gente joven, en el Badoo se busca sexo con «heteros»… Y luego en Meetic están los que van de guays, de solteros exigentes. Que también buscan sexo pero más constante. Y si buscas algo más concreto (un fetiche especial) ya te vas a las web, que seguro que hay una especializada en hombres que buscan hombres a los que les ponga hacer el pinopuente con los huevos atados mientras escuchan cantos tiroleses.

Hace tiempo se suponía que cada app tenía más o menos su público; pero algún evento cósmico (probablemente relacionado con Cher) ha hecho que a los gais se nos desalineen los chakras y ahora hay osos sin pelo, twinks de 57 años o fetichistas cuyo mayor fetiche es apagar la luz. Son tiempos oscuros (nunca mejor dicho) para las etiquetas; así que no te calientes demasiado la cabeza. No vayas de Licenciada en Ciencias de la Sociología Marica porque nadie te va a entender. Recuerda: por estadística hay mucha gente en tu Grindr que votó a Rajoy, así que ándate con ojo y no le pidas peras al olmo.

Huelga decir que hoy por hoy no se liga sólo en las apps para ligar. Instagram, Twitter, Snapchat… Cualquier sitio es apto y está socialmente aceptado (porque lo digo yo) tirar los trastos por todas partes. ¡La globalización era esto! Ojo: tirar los trastos no es enviar una foto de rabo diciendo «A ver si le das like a esto, zorra«. Sé elegante: «Oh, me encanta esa exposición que estabas visitando en tu Instagram Stories, me parece un artista muy estimulante, me resulta erótico, MIRA MI RABO«. Mucho mejos.

P.D.: Si lo crees oportuno, échale un vistazo a nuestra Guía #TúNoEresOso para aclararte (o no).

2.- ELIGE BIEN TU NICK

Hace mucho mucho tiempo, en una gaylaxia muy lejana, no existían las apps y teníamos que ligar por webs como Gayromeo o Manhunt. Con esto no quiero decir que ya no se usen, digo que en esa época sólo había eso. Ahí era importante el nick porque a veces se veía más que la foto y era lo que llamaba más la atención. Hoy en día el nick ha dejado de ser importante y mucha gente ni se lo pone; pero un nick puede salvarte la vida.

Tu nombre funciona: Fotolog está muy lejos y ya nadie te recuerda. Salvo que te llames Eustaquio (con todos mis respetos para los Eustaquios) dudo que poner tu nombre real eche a la gente para atrás. Pero si vas a usar un nick intenta que tenga algo de sentido. Salvo que estés borracha y uses la app/web para reírte, no te pongas cosas absurdas como «La Taladro«. Ni esto es El Club de la Comedia ni, seguramente, tú tienes la gracia de Eva Hache; así que ahórranos el disgusto de ver según qué cosas escritas. Si hay algo peor que recibir un «ola q tal huapo» junto a una foto fea de pene es que te hagan sentir vergüenza ajena.

«Ay, me ha escrito Mamoneitor. Qué gracia. No.»

Intenta no utilizar números, que luego te olvidas de actualizarlo (o directamente no puedes) y resulta que el Mamón24 se abrió el perfil en 1927 y ahora mama porque, literalmente, no le queda otra. Puedes usar tus «medidas», pero cuidado con hacer promesas que luego no puedes cumplir. Lo mismo con lo de XL, XXL y demás. Hay muchos que se ponen XL pero no son XL, buscan XL. (Consejo: no hagas caso a lo que pone en ningún nick). Salvo que ponga que se llama Eustaquio.

(Nota del autor: el lobby gay tiene pendiente desde hace años sentarse a debatir sobre las medidas. Es importante que todos estemos de acuerdo en qué es XL y qué no lo es. Referéndum ya.)

Si estás en un apuro, tienes prisa, y has bloqueado a todas tus amigas, no sufras por ponerte nicks tipo «Mamo ahora» o «Empótrame ya»: todos lo hemos hecho. Y a determinadas horas pues mira, funciona. Puedes intentar hacerte el interesante y poner cosas tipo «cocksucker» o «powerbottom»; que aunque todos sabemos que son «mamón» y «pasivorro» parece como que te dan caché. Y si estás en una zona turística es más fácil enganchar a un guiri de paso. IMPORTANTE: si vas a ponerte algo en inglés (nick o descripción) asegúrate de escribirlo bien, que a veces ponéis cosas que me dan ganas de resucitar a Shakespeare para que me arranque los ojos.

OJOCUIDAO: Nunca te fíes de alguien que en el nick tiene puesto «hetero». Un hetero no se pone que es hetero. Además ¿desde hace cuantos años ves en tu Grindr al de «Hetero 1a vez»? ¿De verdad le resulta tan complicado encontrar alguien que se la chupe discretamente? No. Es que no es hetero. Los heteros no existen. Los heteros son los padres. #STOPHETEROS

Pasa página y sigue leyendo

4 Comentarios

  1. Voy a hacer un Change.orgía para que este artículo sea las nuevas normas de uso de todas las apps e general, y de Grindr en particular.

    El que lo haya escrito se merece follar con quien quiera.

  2. Genial artículo! me he reído e indignado a partes iguales.
    Mi forma de ver todo esto es la siguiente: hay que comportarse en el Grindr igual que lo harías en la vida real y en directo. Es decir, nunca se te ocurriría salir a la calle con un pasamontañas puesto y al primero que te cruces exigirle que te enseñe el rabo. O si paras a alguien, le saludas, le preguntas cómo está y acto seguido le cuentas que le has parado porque te ha parecido atractivo, interesante o lo que sea, pero nunca paras a nadie y sin más le pides que te de conversación o rabo. O si unos mormones te quieren hablar de dios, puedes decirles tranquilamente que no te interesa y seguir caminando sin que te persigan insultándote.
    Al final es tener educación y tomarse las cosas como vengan sin dar más importancia. Un día alguien me dice que soy guapísimo y a los cinco minutos otro me dice que soy más feo que un pie. Ahora entra uno diciendo que si quiero quedar con él primero me tengo que depilar entero y el siguiente que me entre me dirá que no soy lo bastante peludo.
    Disiento en el tema del bloqueo. No hay que bloquear a tanta gente. Soy siempre muy positivo y creo que de todas las personas se puede sacar algo bueno. Solo bloqueo a la gente que es maleducada

  3. Yo añadiría, a colación de lo de tu vecino, no saludes a usuarios sin foto. Si no pueden o no quieren poner su foto bien visible, lo cual es perfectamente legítimo y hasta comprensible en algunos casos, la pelota cae en su tejado. Que muevan ellos el culo. O los deditos, en este caso. Por eso y porque mandar un mensaje a uno sin foto huele a desesperada. Y la desesperación es un perfume que aleja marikitas. Que vale, todos hemos estado borrachas a las tres de la mañana con una presión en las pelotas de volvernos locas. Y para eso están las pajas. Ta-dah!!!
    Besotes, me ha encantado el artículo y me he reído un rato leyéndolo. Gracias!!!!

  4. ligar con gays es imposible, solo quieren rabo, nada de compromiso mínimo ni de intentar valorar o conocer al otro, solo se busca la propia autosatisfacción y hasta luego maricarmen. es muy triste, es lo que peor llevo de ser gay, envidio muchisimo a los heteros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here