viernes, septiembre 24, 2021

Ha vuelto True Blood: Sangre fresca para el verano

-Publicidad-

¡Maricones! ¡Dejarsus de gazpacho para este verano y bebed sangre, sangre fresca!

El domingo por fin se estrenó la sexta temporada de TRUE BLOOD. Nos hemos esperado a hablar de ello hasta hoy para que no nos cojáis más  manía si se nos escapa un spoiler. Así que si no has visto el capítulo ¡es culpa tuya!.

-Publicidad-

La cosa empieza tal y como terminó hace poco menos de un año: Bill convertido en un vampiro malote, malote (grimoso y viscoso) al beberse la sangre de Lilith y Eric y Sookie corriendo como locos.

¡Hago chas! Y aparezco ensangrentado

Esta serie, para qué engañarnos, ya ha perdido toda la cordura que le quedaba (si es que alguna vez la tuvo). Desde Antonia Gavilán de Logroño (me ahorraré la rima) se ha convertido en un despiporre grotesco-fantástico-vampírico que no lleva a ninguna parte, pero ¿qué más da?. Está llena de maromos muy follables (unos más que otros, eso está claro). Que si el machazo de Alcide (Joe Manganiello), el buenazo de Jason Stackhouse (Ryan Kwanten), el exótico Lafayette (Nelsan Ellis), el desaliñado y perraco de Sam Merlotte (Sam Trammell), el singracia de Bill Compton (Stephen Moyer), que dicho sea de paso, cada día me da más pereza… y él, el maravilloso, guaperremimo, apolíneo… y ese hombre que ha hecho que empiece a mirar con otros ojos a los rubios Eric Northman (Alexander Skarsgard), nos sigue manteniendo a esta colmillera serie.

- Publicidad-

Carita de cordero degollado no, que me enamoro

Vale, que también siguen las zorritas y bolleras vampiresas como son Pam y su mono rosa y Tara que está loca del coño (a ver como les va el romance),  la adorable Jessicahhh!!, y Sookie: esa prota insulsa que cada vez que aparece en pantalla entran ganas de que le muerdan y la conviertan en vampiro/hada de una puta vez.

 

Las frases de Pam siguen siendo tan grandes como este clásico

Esta temporada por lo que se ve, se lía parda. Vampiros contra humanos… y esto es la guerra. En este primer capítulo ya vemos como el Gobernador de turno se pone guerrero y manda la paz y la buena convivencia entre vampiros y humanos a tomar por… ya saben. Bill se convierte, como ya os he dicho, en un vampiro malote que no sabe muy bien lo que le pasa en su cuerpo ya que tiene poderes y Eric (¡Ay! -suspiro de pava-) queda proclamado como el que va a intentar salvar todo el cotarro. Lo de Sookie ya es infumable. Cari, decídete ya por alguno de los dos y déjanos en paz, que así no se puede vivir. El resto de personajes, pues nada, a lo suyo. Alcide sigue igual de perfecto y follable (si, obviamente tenemos un integral trasero en este primer capítulo), las bolleras Pam y Tara están modo “quien se pelea se desea” y se avecinan visitas de los ancestros de algunos personajes.

¡Respira! ¡Respira!

De los doce capítulos pasa a diez (por cuestión de pasta y por el embarazo de la sosipava de Anna Paquin a manos de Stephen Moyer alias Billith. No me los quiero imaginar en una cama… no, no y no) y cerrarán la serie Dios sabe como.

Que el verano no será caluroso lo sabemos, pero esperemos que estos vampiros, lobos, perros y cualquier ser cambiaforme nos sigan calentando como de costumbre.

Nos vemos la semana que viene…

 

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

acinraghttp://diario-p.blogspot.com.es
Tú tomate un ansiolítico, que yo me voy a tomar otro.

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
X