sábado, noviembre 21, 2020

Ultimátum a LA SUPER QUEER

-Publicidad-

Si para enero esto no tira, me paso al reggaetón y me quedo más ancha que larga. Hazte Patreon o Hazte mi Sugar Daddy. Pero hagamos algo, ¿no?


Hola ¿qué tal estás? Soy Merche Hidroboy. Y he venido a contarte una historia que es muy bonita pero que al final (SPOILER) va de lo que va todo últimamente: dinero.

Pero antes de irme a la parte en la que pido la pasta, os voy a explicar qué está pasando en mi vida (y, por lo tanto, en la web) porque si algo me ha caracterizado siempre ha sido ser un ser despreciable y manipulador sincera. Va a ser una historia emocionante, pero si simplemente quieres apoyar la web y evitar que en enero (que es cuando preveo el colapso de mi economía) la abandone definitivamente puedes ir a hacerte Patreon ya y te ahorras el tocho. Pero si te interesa saber qué ha pasado, está pasando y me gustaría que pasara… Prepárate a sentir.

La Pelopony y su pelazo
-Publicidad-

Los que lleváis por aquí desde que creé Estoybailando.com sabéis que esta web ha sido mucho. No somos el New York Times (como nos dijo una vez el responsable de prensa de un evento al que nos habían invitado pero luego no, pero luego sí) pero hemos tenido grandes momentos que han marcado la historia LGTB+ de este país. Bueno vale, me he venido muy arriba. Pero es que le tengo mucho cariño a nuestro cartelito avisando de que empieza Eurovisión, a la Bloguera Más Débil, a nuestro test para saber tu grado de mariconismo, a los Orgullo Leaks, a la cacerolada que propusimos para el pregón de Master Chef en el Orgullo…

Si ahora mismo cierro la web nadie se va a echar a llorar. Pero aunque todos los que alguna vez hemos escrito en la página (y aún nos hablamos…) sentimos que es una pena que el proyecto se pierda -porque nos estamos quedando sin webs LGTB+ medianamente serias en este país- y nos gustaría poder recuperarlo… no podemos permitirnos el lujo de hace años y hacerlo gratis. Aunque como te he dicho nunca hemos sido el New York Times sí hemos hecho las suficientes cosas como para que durante años la pregunta que más me hacía la gente fuera «¿de verdad eres XL dónde sacas tiempo para hacer tantas cosas?«, pero ¡OH SORPRESA! nadie se ha hecho rico con esta página. Te diré más: con el dinero que se ganó el mes en que más ingresos hubo en la página podríamos haber pagado una cuota de autónomo y una cena (en el McDonald’s) para la mitad de los que colaboraban en la web.

En los primeros años del proyecto mi dedicación a la página fue total y absoluta, pero de levantarme y sentarme en el ordenador y de ahí a comer y otra vez a la cama. Y no solo la mía ¿eh? Mr. Littlebab por ejemplo escribía artículos en el tren de camino a su trabajo de jornada completa y dedicaba sus vacaciones a cosas de la página y proyectos relacionados. Yo no tenía un trabajo, la web era mi trabajo (no remunerado), pero la visibilidad que me proporcionaba me ayudaba a encontrar cosas puntuales con las que ir tirando. Algunas de esas cosas se acabaron convirtiendo en trabajos estables y tomé la decisión de priorizarlos frente a la web… porque uno no puede desarrollar un proyecto vital sano y completo tirando de cosas puntuales.

- Publicidad-

En el último par de años la web se ha ido actualizando muy de vez en cuando. No solo porque mis otros trabajos me quitaran tiempo y energía, también porque mi relación con la página, con las redes sociales y con el hecho de escribir en si mismo ha cambiado mucho. Pero eso casi mejor que me busco un terapeuta, grabo la sesión y la subo a mi Onlyfans. En 2020 los del programa de radio intentamos recuperar el proyecto y todo parecía encarrilarse hasta que llegó la pandemia. Hace unas semanas os explicaba que no sabíamos qué iba a pasar con la página porque gran parte de lo que teníamos pensado requería que todos tuviéramos una estabilidad económica que nos permitiera dedicarnos a la web sin agobios, aunque fuera con una periocidad menos constante pero que nos permitira seguir vivas. Y, sobre todo, necesitábamos poder vernos para grabar contenido en vídeo.

Y bueno…

Pero si el panorama para la Rentrée después del verano ya era chungo, ahora pinta aún peor. Para empezar: me he quedado solo. Que a ver, por mucho que siempre escribiera «la redacción» o utilizara la primera persona del plural… era evidente que Estoybailando.com (o como coño se llamara) era básicamente… yo. Pero en un momento en que el futuro de absolutamente todo el que no sea un Cayetano pende de un hilo, es lógico que los colaboradores no estén deseando dedicarle esfuerzo a algo que no-da-di-ne-ro.

Y viendo lo que se nos viene encima en 2021 empieza a quedarme claro que la relativa estabilidad económica que he mantenido en los últimos meses (y que me permitía ir haciendo cositas en la web cuando mi cabecita no se convertía en la señora conductora a la que no le hagas más preguntas porque le va a dar un ataque) va a durar menos que un caramelo en la puerta de un chill cole… He tenido que tomar una decisión que no es del gusto de nadie (tampoco el mío) pero chica, es que no puc més: si no consigo que la web me dé dinero en ENERO DE 2021 tendré que buscar otras fuentes de ingresos y la abandonaré definitivamente.

Nadie se va a morir, nadie va a llorar (bueno, alguna a lo mejor llora de alegría) y realmente no sé si a alguien le importaría. Pero si eres de los que alguna vez ha pensado que es una pena que esta página esté tan parada y te da aún más pena pensar que acabará desapareciendo, que a ver si te crees que voy a seguir pagando hosting y dominio eternamente…

TE PROPONGO UN TRATO

La mala noticia ya la conoces: ahora solo estoy yo en la web y si en un par de meses no me da dinero voy a tener que dejarla. La buena noticia es que, como solo lo necesito yo, para mantener viva la página no me hace falta un contrato multimillonario con una mega-marca que patrocine la web. No me hace falta, pero tampoco me haría daño ¿eh?

El gran problema de la página y lo que más ansiedad me acaba generando cada vez que me siento frente a ella (y créeme: es mucho más de lo que parece por lo poco que se actualiza) es que para recuperar el ritmo de publicaciones de la buena época yo tengo que volver a dedicarme las 24 horas a ella y dejar a un lado absolutamente todo. Pero salvo que me vayas a comprar como tu esclavo (me da igual de qué tipo) eso no va a ocurrir. Así que… ¿cómo recuperar entonces la Magia de La SuperQueer?

ÉSTE ES EL PLAN

Hace un par de años descubrí Patreon y me propuse que fuera la principal forma de financiación de la página. La ventaja principal era que al no depender de la publicidad me libraba del drama de mantener las visitas en lo más alto y podía ofrecer el contenido por el que realmente crees que vale la pena suscribirte a la web. La respuesta fue muy positiva pero la cagué estrepitosamente al generar (a mí y a los Patreons) unas expectativas que era imposible que cumpliera en la situación en la que estaba, tanto a nivel laboral como personal. Y por eso quiero aprovechar para pedir disculpas a todos y cada uno de los que aportasteis vuestro granito de arena; no conseguí cumplir mi promesa, pero os aseguro que de no ser por vosotros la página habría desaparecido hace bastante tiempo.

Así que ahora te voy a hacer una propuesta bastante realista, fácilmente realizable y que (creo) bien vale los 2$ al mes que cuesta suscribirte a Patreon:

  1. Publicar de 3 a 4 artículos (notas de prensa y similares no cuentan) cada día de lunes a viernes (siempre que otros trabajos -los que me dan de comer- no me requieran de forma urgente*).
  2. Aprovechar las redes sociales para volcar en forma de «mini-posts» el contenido al que ahora no puedo dedicarle tanto tiempo para escribirle un artículo y acaba sin aparecer en ninguna parte. Por ejemplo: no puedo escribirte un post de 4 párrafos para explicarte que Veneno se estrena en EE.UU., pero sí puedo publicártelo en redes y dedicar ese tiempo a artículos que requieren más desarrollo.
  3. Grabar un vídeo semanal repasando la actualidad (y alguno más caerá seguro).

*Por ejemplo: este artículo me propuse escribirlo y publicarlo ayer. Pero estoy en el lanzamiento de la tienda online de Torres Ibarzo Estudio (los de la POPair! que venden merchandising chulísimo en QueFantasia.com) y tanto ayer como hoy me han necesitado. Para cuando acabo de rediseñar y recolocar botones mi cerebro es incapaz de ponerse a explicarte por qué, a pesar de ser una mierda pinchada en un palo, las palabras del Papa sobre el matrimonio civil homosexual pueden ser importantes en países como Polonia o Italia. Cuando lo publique voy a tener que seguir trabajando en ella, pero si mañana no me necesitan en lugar de 3 artículos pueden ser 6 🙂

También estoy estudiando cómo y con quién poder hacer un podcast lo más loco posible y hasta me planteo abrir un canal de Twitch de La SuperQueer en el que poder streamear mientras trabajo en la web y os voy comentando las cositas en tiempo real. La cuestión es que el panorama ha cambiado mucho, y una de las cosas buenas que tiene hacerte Patreon es que entre todos podemos ir buscando otras maneras de mantenernos informados. A lo mejor en vez de 5 artículos al día nos funciona mejor un stream diario explicando lo que ha ocurrido en el mundo LGTB+.

Pero eso son proyectos e ideas que ya vendrán. Por ahora mi propuesta es la que ves ahí arriba: un mínimo de artículos al día, más cositas en redes y un vídeo semanal.

Yo estoy dispuesto a hacer el esfuerzo de volver a invertir en la web el tiempo y energía necesarios para que, al menos, deje de dar tanta penita. Y me consta que no soy el único y que será fácil animar a otros a colaborar si la perspectiva no es trabajar gratis. Si entre todos logramos acabar el año con un Patreon que proporcione entre 250-300€ al mes, estará claro que la web (y yo) estaremos en el buen camino y valdrá la pena continuar el trabajo para seguir creciendo; volver a dedicarle mi vida a la página tendrá mucho más sentido (y si me quedo en paro ¡tendré todo el tiempo del mundo!).
Si eso no ocurre, pues siempre podrás ser una marica informada gracias a la Shangay y CromosomaX porque yo pongo la web y las cuentas sociales en Wallapop, me reinvento, me apunto al gimnasio y me paso al porno. Ya ves tú.

O me abro un blog personal, o me busco un trabajo en el súper de mi pueblo, o vendo gayumbos curraos tío bufffff qué morbo… Que un día vamos a tener que hablar de la necesidad que tenéis algunos de follar como si estuvierais en un casting de Bakalas para una serie de Atresmedia ambientada en la Valencia de los 90. Pero eso solo si os hacéis Patreons, cabrones.

«Buuuuaaaaaah maaaachooooo tíooooo cabroooooonnnn y cualquier otro término que deje claro lo súper masculinos que somos mientras me la metes por el aLEGRÍA»

Ah: si tienes un negocio o una empresa LGTB+ que está en sintonía con los valores de la página (ya sabes: rojos, antifascistas y en contra de los vientres de alquiler y de las TERFs), patrocinar la página con un banner, unos posts patrocinados o lo que se nos ocurra es una buena forma de echarme una mano. Como mi idea es no depender de las visitas y las impresiones ni necesito inflar precios para pagar demandas sueldos, podemos encontrar la forma de colaborar. ¡Será por ideas! Que ahora no, pero cuando volvamos a salir a perrear recuperaré la fantabulosa Mari-Agenda y vas a querer que se te vea bien. En este caso no te hagas Patreon: mándame un mail a hidroboy@lasuperqueer.com. Aunque a lo mejor te lo mando yo antes. Con un nude mío. Que en plena pandemia todo está en venta, cariño.

Y si no tienes dinero ni negocios ni nada pero estás aburrido en casa y crees que puedes aportar algo para ayudarme a monetizar la web y evitar que desaparezca: hidroboy@lasuperqueer.com


Si has llegado hasta aquí: grasias de antebrazo. Sé que ya te he contado esta historia y que probablemente estés igual de jodido que yo. Pero chica, el que no llora no mama y a mí me encanta. Llorar. Y como me dijo mi mejor amigo (que sí, existe, es una persona real, no me lo he inventado, desatadme que no estoy loca) el otro día: en cuanto veáis que los que queremos trabajar en La SUPER QUEER disfrutamos de ello volveréis a disfrutar leyéndonos y siguiéndonos.

Y entonces habrá valido la pena hacer el pequeño esfuerzo de aportar 2€ al mes. ¿No crees?

P.D.: La primera versión de este post era yo contando por encima la historia de la página desde que la creé a finales de 2011, pero he pensado que eso es un contenido chulísimo para hacer un podcast con Mr. Littlebab contando todo lo que no hemos contado nunca. ¿Te interesa? Pues ya sabes.

P.D.2: Lo digo en serio: o me echáis una mano o la inocentada de este año en la que anuncio que chapo definitivamente el chiringuito no es inocentada. Y abandono los dominios, los coge la loca de turno y en dos años EstoyBailando.com/LaSuperQueer es una web de maricas de derechas vendiéndote relojes, viajes y bebés que no puedes pagar.

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
Publicidad
13,708FansMe gusta
2,016SeguidoresSeguir
6,997SeguidoresSeguir
966suscriptoresSuscribirte

Más cositas en nuestro INSTAGRAM

LO ÚLTIMO

Muere de COVID el telepredicador homófobo que dijo que la pandemia era culpa «del pecado del fornicio»

Irvin Baxter Jr., un telepredicador que durante años deseaba la muerte al colectivo LGTB+ en su programa de TV, muere del...
Publicidad
X