lunes, septiembre 27, 2021

Una tienda de vestidos de novia cierra para que no los compren lesbianas

-Publicidad-
  • Una tienda de vestidos de novia en Bloomsburg, Pennsylvania, anuncia que echa el cierre para evitar que una lesbiana les demande por no querer venderles un vestido de novia.

  • La propietaria de la tienda confía en que Dios le «abrirá puertas».


Ya sabéis que con el matrimonio igualitario abriéndose paso por medio mundo ahora tenemos un nuevo enemigo: las leyes de libertad religiosa. En Estados Unidos están a la orden del día, aunque en países como Australia (que aprobaron el matrimonio hace pocos meses) también se ha abierto ese debate. ¿Tiene derecho una persona de profundas convicciones religiosas a no ofrecer sus servicios a un homosexual porque está en contra de la homosexualidad? No. Eso es discriminación. Debate cerrado. Mira qué fácil.

-Publicidad-

Pero en la ciudad de Bloomsburg, en Pennsylvania, hay una tienda de vestidos de novia que no quiere cerrar ese debate… y prefieren cerrar sus puertas. W.W. Bridal ha decidido cesar su actividad y no seguir vendiendo vestidos de novia por para evitar que las lesbianas los compren para sus bodas. El estado acaba de introducir una legislación anti-discriminación LGTB que, precisamente, prohíbe la discriminación por motivos religiosos: una ley anti-libertad religiosa (por así decirlo, la libertad de creer en un ser imaginario la van a seguir teniendo).

En 2014 W.W. Bridal ya tuvo follón cuando se negaron a vestir a dos lesbianas para su boda, y en verano del año pasado volvieron a negarse porque en la tienda creen en el «matrimonio bíblico«. «Supongo que lo que pasaría es que si una clienta entra y una vez dentro nos negamos a atenderle, nos demandará«, explica Lisa Boucher al periódico The Christian Post, «Es lo que le ha pasado a otros negocios«.

- Publicidad-

Lisa probablemente está pensando en la pastelera hetera Melissa, que se negó a hacer un pastel de boda para dos lesbianas y, después de un importante follón judicial, acabó condenada a pagar daños y perjuicios y las costas del juicio. Decisión que, por cierto, Melissa y su marido han recurrido a pesar de que la campaña de recaudación de fondos llevada a cabo por extremistas religiosos les ha generado un importante beneficio.

Pero volviendo a Lisa y a W.W. Bridal, la propietaria de la tienda teme a las lesbianas que entren por la puerta (no estoy seguro de si las lesbianas pueden entrar por otro sitio, pero no me extrañaría nada), e incluso a las que no: «Dirán que han estado aquí y mentirán sobre el hecho de que han estado aquí aunque no tengamos ningún registro de que hayan estado aquí. No solo dirán ‘¡Eh! ¡Son intolerantes!’. También lo harán de forma que parezca que han estado aquí y les hemos rechazado o hemos sido maleducados o lo que sea. Es difícil promocionar un negocio cuando estás siendo atacado.»

Y viendo el pánico que parece que Lisa le tiene a que unas lesbianas «estén aquí», casi mejor que chape el negocio y se dedique a otra cosa. Aunque por ahora no tienen claro qué van a hacer para ganarse el pan pero tampoco les preocupa: «Vamos a cerrar y éste nuestro sustento. En este momento no tenemos planes sobre qué vamos a hacer en el futuro. En cierta manera nos apoyamos en la palabra de Dios y esperamos que Él nos ayude a pasar este trago y abra algunas puertas. Estoy segura de que Él nos bendecirá y nos llevará a donde quiera que le sirvamos, ya sea en nuestra parroquia o como voluntarios en nuestra comunidad.»

RECREACIÓN: Dios, abriendo puertas

Y esto, queridas amigas, es lo que pasa cuando te importa más presentarle resultados a final de mes a un señor imaginario como Dios (que no es tu CEO) en lugar de ser un ser humano decente que ofrece sus servicios al resto de seres humanos sin importar su orientación sexual o su identidad o expresión de género.

¿Pena? Ninguna.

Fuente | Pink News

¡UN MOMENTO!

En LASUPERQUEER.COM llevamos desde 2012 explicándote la actualidad LGTBI+ como nadie te la cuenta. Durante años pudimos dedicarle una gran parte de nuestro tiempo, pero en las actuales circunstancias empieza a ser incompatible mantener a la web (y a nosotros) con vida.
Monetizar una web como ésta sin perder la capacidad de ser críticos y aportar opinión es muy complicado, y por eso si alguna vez has pensado que nuestro trabajo era importante te pedimos que colabores y te hagas Patreon de la web. Son 2$ al mes y cuantos más seamos más tiempo podremos dedicarle a la página.

La situación es crítica, y si en un par de meses no conseguimos que el proyecto sea rentable es probable que LASUPERQUEER.COM desaparezca en 2021. ¿Nos echas una mano? 

Hidroboyhttp://lasuperqueer.com
Tengo Onlyfans y mucho sueño.

¡A DESPELLEJARSE!

-Publicidad-
X